¡Más hierba!: ESTO NO ES VINO

hierbas
Los matices herbáceos son atributos del aceite de oliva.

El mundo de la cata de líquidos, ya sean o no fruto de un proceso fermentativo, suele tener tres escenarios de observación y análisis. Son las conocidas fases visual, aromática y gustativa.

También el lenguaje puede compartirse, y así lo demuestra el uso de términos como “estructura”, “potencia”, “intensidad”, “equilibrio” o “delicadeza”, que son comunes a la cata del vino y del aceite, por ejemplo.

Claro que no todas las expresiones pueden compartirse y, como es lógico, cada producto tiene su jerga, sus significados especiales, sus matices y su relación con la serie de atributos más o menos valorados o con la de defectos más o menos indeseables.

Un caso interesante es el del adjetivo “herbáceo”, que en la cata de vinos a veces funciona en expresiones de evidente reproche (los vinos muy herbáceos pueden ser también duros a la hora de beberlos). No ocurre así en los aceites, hasta el punto de que los aromas de “hierbas” y las “notas herbáceas” son muy apreciados y constitutivos de los aceites frescos de mayor calidad. Conviene precisar, sin embargo, que el uso de estos términos siempre depende del contexto y que ningún catador está libre de, un mal día, escribir cosas como que un aceite tiene “aromas de hierba recién enfangada”. Esperemos que no sea así.Cuadratín

Nos interesa tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s