Todas las entradas por Juan Manuel Ruiz Casado

Licenciado en Filología Hispánica, tras un tiempo ejerciendo de profesor de Lengua y Literatura, pasó a formar parte de la Revista Sobremesa, donde ha ejercido como Redactor y Redactor Jefe durante catorce años. Actualmente colabora con diversos medios especializados de vino y gastronomía, y es jurado de concursos y degustaciones vinícolas nacionales e internacionales. Ha escrito diversos trabajos sobre el mundo del aceite, del que se confiesa un ferviente apasionado.

Olivos en Huelva: SABOR DEL OCÉANO

huelva2
El olivo llegó a Huelva hace tres milenios.

¿El aceite de oliva más sobresaliente producido en Huelva? A juicio del II Premio al Mejor Virgen Extra, otorgado por la Diputación de esta provincia, se trata de Olibeas. Esta marca es elaborada por la Cooperativa San Bartolomé de la localidad de Beas, avalada por una trayectoria de más de setenta años de existencia.

La relación de la tierra onubense con el olivo es muy antigua y parece ser que fueron los fenicios, hace más de tres mil años, quienes llevaron la planta a este rincón peninsular.

En este certamen provincial, también recibieron importantes menciones de calidad las marcas de aceite Oleodiel, de la Cooperativa Nuestra Señora de la Oliva en Gibraleón, y Oleopaterna, en este caso producido por Olivarera San Bartolomé de Paterna del Campo.

Los premiados se beneficiarán de la compra de 1.000 litros de aceite por parte de la Diputación, que usará el aceite en ferias e iniciativas promocionales con eslogan “Que sea de Huelva”.

La provincia onubense cuenta en la actualidad con diecisiete almazaras productoras, y sólo dos de ellas funcionan al margen del régimen cooperativista.Cuadratín

Arbequina: LOS FRUTOS DIFÍCILES

 

dauroarbequina
El olivar de Dauro, pioneros de la arbequina, representa un modelo de producción. / DAURO

Como recordaban hace unos años en Provedo, expertos viveristas y grandes conocedores de la planta del olivo, en el caso de la arbequina no es oro todo lo que reluce. A menudo se nos habla de las bonanzas de este fruto y de su capacidad para producir aceites finos y perfumados, de la buena relación que esta clase de aceites de oliva tiene con un público amplio y partidario de los aromas suaves aunque con personalidad.

Pero, ¿qué pasa con su cultivo? Si lo que se trata es de obtener calidad, desde luego el cultivo de la arbequina no resulta fácil. Especialmente por el complicado punto de maduración que debe alcanzar para lograr un aceite que no se desmaye pocos meses después de ser embotellado.

EL PUNTO EXACTO. A juicio de Provedo, la clave del punto de cosecha de la arbequina pasa por recoger los frutos en distinto momento de maduración. Es decir: cuando un tercio de las aceitunas están verdes; otro tercio, en pleno proceso de envero arbequinaprovedo(frutos entre verdes y oscuros); y el resto, completamente enveradas (frutos oscuros). Así, con esta gama cromática, es posible garantizar la gustosa suavidad de los aceites elaborados con esta variedad y, al mismo tiempo, cierta estructura que los va a hacer algo duraderos al paso del tiempo (al menos, un año de vida).

Sin ánimo de forzar las comparaciones, no es casualidad que en las tolvas de las almazaras de la Toscana sean precisamente esos colores del fruto (verde, verde-morado y morado) los que predominen.

Claro que en la patria del Dante no son tan frecuentes los monovarietales y, en cambio, resultan muy comunes los aceites de coupage en los que participan los distintos tipos de aceituna (frantoio, moraiolo, lecchino…) por supuesto recogiéndose y elaborándose a la vez. Se trata, por tanto, de un coupage natural, fiel expresión de los olivos plantados en las suaves colinas toscanas allí donde se funde belleza y provecho, lírica y producción agrícola artesanal (e industrial, con perdón).

De nuevo el punto de madurez del fruto como argumento decisivo del carácter del aceite que acabará saliendo del depósito. Como bien explican en Provedo, esta circunstancia resulta tan crucial que cualquier alteración de la misma arruinará el deseado equilibrio de una buena arbequina. O lo que es lo mismo, de un aceite que, a pesar de percibirse maduro y con el dulzor adecuado, posee una frescura envidiable. He aquí el misterio: dulce y con frescor, suave y consistente. Eso que en la Toscana, reino de las proporciones de oro, entienden por armonía.Cuadratín

Las cifras del sector: UN VALOR EN EL MUNDO

olivosvangogh
Entre las obsesiones de Van Gogh también estuvieron los olivos.

¿Cuál es el valor de negocio del aceite de oliva en el mundo? ¿Cuáles son los países productores y dónde se consume? ¿Cuántas personas viven de él? A estas y otras preguntas es posible responder gracias al trabajo de investigación desarrollado por importantes instituciones oleícolas acerca de los costes de producción del aceite de oliva y al que ya nos referimos hace unos meses.

Sin duda la cifra más oscilante es la de negocio, que pendula entre los 6.500 y los 11.000 millones de euros. En cuanto a los países consumidores, estaríamos en el entorno de los 160. La producción, en cambio, se la reparte una cincuentena escasa de países (47). ¿Y el número de hectáreas de olivar? Unos 11 millones repartidos por todo el orbe terrestre. Cifra que involucra a unos 30 millones de personas que viven de estos árboles o, expresado de otra manera, unos 7 millones de familias.Cuadratín

Singapur: PASITO A PASITO

singapur

Según el ICEX (España Exportación e Inversiones), el consumo del aceite de oliva sigue creciendo en Singapur. No se trata, desgraciadamente, de un salto significativo (para hacerse una idea, en cinco años, los que van desde 2008 a 2013, el crecimiento en volumen ha pasado del 1,6% al 1,72%, y en valor del 7,49% al 8,22%) pero sí revelador de una tendencia que puede dar preciosos frutos si se sigue invirtiendo comercialmente en el país.

Es importante destacar que el habitante de Singapur no entiende de diferencias saludables entre unos aceites vegetales y otros, y esto pesa de manera decisiva en un país donde se consumen con alegría aceites de casi todo tipo, ya sean de colza, palma, soja o cacahuete.

A la espera de que la tendencia de consumo sea más favorable al olivar, los conocidos grupos del sector ya tienen ocupadas posiciones sobre todo en mercados de tamaño medio. Es el caso de las compañías Borges y Deoleo, que ocupan el segundo y tercer puesto en la lista de empresas vendedoras de grasas vegetales en Singapur tras la local Lam Soon.Cuadratín

Premios Mario Solinas (COI): LLUVIA DE MEDALLAS PARA NUESTROS AOVE

mariolinas
El galardón, homenaje a un sabio del aceite./ A

El Comité Oleícola Internacional (COI) ha dado a conocer recientemente los ganadores del Premio a la Calidad Mario Solinas. Los resultados de dicho certamen han refrendado el nivel cualitativo de productores españoles que no se desvían del propósito de hacer las cosas cada vez mejor desde todos los frentes. Es el caso de Almazaras de la Subbética (Carcabuey, Córdoba) y de Finca La Torre (Bobadilla, Málaga), que se han alzado con el primer premio en las categorías respectivas de Verde Intenso y Verde Medio.

En el segundo escalón del podio, el jurado del Mario Solinas ha destacado a Casas de Hualdo (Madrid) en la categoría Verde Intenso, y a Almazara de Muela (Priego de Córdoba, Córdoba) en la de Verde Medio.

También en el tercer premio la calidad de los aceites españoles se ha impuesto abrumadoramente gracias a los galardones obtenidos por La Inmaculada Concepción S.C.A. de Oleoestepa (La Roda de Andalucía, Sevilla), Aroden (Carcabuey, Córdoba), Olivarera de Pedrera S.C.A. de Oleoestepa (Pedrera, Sevilla) y Explotaciones Agrícolas Páramo de Valdecuevas (Medina de Rioseco, Valladolid), en los apartados respectivos de Verde Intenso, Verde Medio, Verde Ligero y Maduro.

Estos galardones, con los que el COI celebra el gran trabajo desarrollado por el especialista Mario Solinas en el ámbito del análisis organoléptico, se entregarán en Nueva York, en el marco de la Fancy Food Show, el próximo 29 de junio.Cuadratín