Archivo de la etiqueta: Comunidad de Madrid

CHANGLOT REAL

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa aceituna changlot real, descubierta y catalogada hace algo más de un siglo en la sierra valenciana de Enguera, lo tiene casi todo para convertirse en una de nuestras estrellas del olivar. Por un lado, produce aceites muy equilibrados de la serie frutado intenso, con suaves notas aromáticas de manzana, alcachofa y tomatera, seguidas de sabores amargos y picantes de intensidad media que le imprimen carácter y que hablan en favor de su estabilidad. Por otro, la especie presenta interesantes rasgos agronómicos, como su gran resistencia tanto a la helada como a la sequía y la temible tuberculosis del olivo, su productividad media alta y su alto contenido graso, por encima del 77 por ciento.

Sin embargo, en el lado opuesto presenta dos características que ahuyentan a los productores, sobre todo a los amantes del camino más fácil: una es que se trata de una variedad bastante vecera (alternancia de años de alta y escasa producción) y otra es su dificultad para desprenderse de la rama, lo que entorpece su mecanización.

EN LA COMUNIDAD VALENCIANA. La changlot real, cuyo nombre procede de su tendencia a presentar varios frutos por inflorescencia, como si se tratara de un fragmento de racimo de uva, se conoce también como chancló, changló, changlotera, racimal, racimilla, dulce o carlón, entre una larga serie de sinonimias y localismos. El fruto, que también es apto para el consumo de mesa, es de tamaño mediano con un peso medio-alto, de forma ovoidal y de color negro cuando alcanza la madurez.

En España se cultivan alrededor de 5.000 has de changlot real, la inmensa mayoría en la Comunidad Valenciana, sobre todo en las comarcas alicantinas del Alto y Medio Vinalopó, aunque también en las valencianas del Valle de Ayora y la Plana de Requena-Utiel, existiendo plantaciones de moderada extensión en otras zonas de la Península Ibérica, como Andalucía, Navarra o Madrid. Entre los productores de virgen extra que apuestan por la changlot real para sus aceites varietales o en sus coupages encontramos almazaras de prestigio contrastado como Artajo, Masía El Altet o Vega Carabaña.Cuadratín

El Telégrafo: DONDE HAY VINO… HAY ACEITE

Alfredo Sanz, sumiller de El Telégrado. / A
Alfredo Sanz, sumiller de El Telégrado. / A

Cada vez son más las tiendas de vinos que se deciden a ampliar el número de referencias de aceite en su catálogo. Esta vía de negocio empezó a explotarse, como es lógico, a partir de esas bodegas bien conocidas por la afición que vienen persiguiendo la excelencia tanto si trabajan con uvas como con aceitunas. Hablamos de Marqués de Griñón, de Bodegas Roda, de Arzuaga, de Marqués de Valdueza, entre otras muchas que no pierden sitio en la fila de las más aplicadas.

Fachada del establecimiento madrileño de Padre Damián. / A
Fachada del establecimiento madrileño de Padre Damián. / A

Para las vinotecas, encontrar hueco en los anaqueles donde mostrar la rica diversidad de aceites españoles, no necesariamente ligados a una bodega, era sencillo, incluso allí donde no cabe un alfiler porque las botellas se han apoderado del último milímetro libre. Así ocurre en la vinoteca El Telégrafo de Madrid, propiedad del Grupo Oter, donde oficia el sumiller Alfredo Sanz. Éste ha creído conveniente, incluso, escribir su oferta de aceites en una pizarra para llamar la atención de la variopinta clientela (la tienda está situada en los alrededores del Santiago Bernabéu) que visita el establecimiento. Se trata de un puñado de marcas representativas de la alta calidad de los vírgenes extra. Productos gourmet de categoría superior que gozan del lujo de compartir espacio con los mejores vinos del mundo.Cuadratín

VINOTECA EL TELÉGRAFO. DIRECCIÓN: PADRE DAMIÁN, 46. MADRID. TELÉFONO: 91 345 29 12.

Patrimonio Comunal Olivarero: EL PRIMER ESCAPARATE DEL ACEITE

La primera gran oleoteca del país. Abrió sus puertas hace más de medio siglo. / PCO.
La primera gran oleoteca del país. Abrió sus puertas hace más de medio siglo. / PCO.

Más que una tienda convencional del centro de Madrid dedicada al aceite, el Patrimonio Comunal Olivarero hace muchos años que funciona como una especie de guardián protector de la calidad de los mejores AOVES españoles. Ligada al Ministerio de Agricultura, esta fundación tiene entre sus objetivos difundir las cualidades del aceite de oliva y promover su consumo y conocimiento, así como favorecer la investigación y apoyar todas aquellas iniciativas que favorezcan el desarrollo de la cultura oleícola.

Los aficionados al mejor aceite de oliva lo tienen claro. Cada cierto tiempo pasan por la tienda madrileña de la calle Mejía Lequerica, a tiro de piedra del edificio modernista de la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE), para preguntar por aceites de variedades nuevas, por marcas de zonas en auge como Navarra o La Rioja y también por la última cosecha de las etiquetas de confianza de Jaén, Córdoba o Tarragona.

LO MEJOR, PEDIR CONSEJO. Más de ciento cincuenta marcas componen un escaparate rico en posibilidades y formas, que incluye etiquetas exclusivas en botellas de medio litro elegantemente presentadas, y ofertas en pet o lata que pueden alcanzar los cinco litros. Por supuesto lo mejor es dejarse aconsejar por los vendedores, que recomiendan las distintas opciones atendiendo a las características de los aceites que se van buscando.

Placa exterior del establecimiento. / PCO
Placa exterior del establecimiento. / PCO

Además, el Patrimonio, actualmente bajo la batuta del director Álvaro González Coloma, viene llevando a cabo una labor importante en el ámbito de la producción y envasado de aceite de oliva. Cuenta con catorce unidades de almacenamiento con capacidad para cerca de cuatrocientas mil toneladas repartidas por las provincias de Córdoba, Jaén, Madrid, Toledo, Sevilla, Badajoz, Málaga y Granada. Dispone también de una envasadora en Mora (Toledo) para servir a productores de AOVE con las máximas garantías y rigor del proceso, tanto en envasados de pet como de vidrio y de lata.

Por si todo esto fuera poco, distribuye sus propias marcas de aceite: el cordobés Vitolia, elaborado a partir de olivos de las localidades de Montoro y Bujalance, un ensamblaje de nevadillo blanco, picudo y hojiblanca; y Patrimonio, un monovarietal de cornicabra de los Montes de Toledo. JUAN MANUEL RUIZ CASADO

PATRIMONIO COMUNAL OLIVARERO. DIRECCIÓN: MEJÍA LEQUERICA, 1. MADRID. TELÉFONO: 91 308 05 05.