Archivo de la etiqueta: Nocellara

Sapord’olio: LA MEJOR COLECCIÓN DE ACEITES ITALIANOS

Sapord'olio
Un espacio para aprender y disfrutar. / SAPORD’OLIO

Italia, segundo país productor de aceite del mundo, tal vez primero en facturación, ha señalado el camino a los elaboradores españoles de aceite virgen extra de calidad. Sabemos desde hace tiempo que la mejor tecnología aceitera procede del país trasalpino. Que son maestros en el diseño de envases y etiquetas. Y que no tienen rival a la hora de vender el producto a lo largo y ancho del mundo… Sin embargo apenas conocemos -más allá de zonas como la Toscana y aceitunas como la omnipresente frantoio– la vasta geografía de los buenos aceites del país trasalpino y su ubérrimo patrimonio de variedades de oliva.

S_2Una forma de poner remedio a esta carencia es aprovechar un viaje a Roma y, entre museo y museo, entre monumento y monumento, hacer un hueco para darse una vuelta por la céntrica oleoteca Sapord’olio, abierta hace un tiempo por Vincenzo Iacovissi y Roberto d’Angelo cerca de los jardines de Villa Borghese. En sus estanterías no falta ninguna de las regiones productoras de virgen extra italiano, que es como decir la totalidad de sus territorios, incluidas las grandes islas de Sicilia y Cerdeña.

CENTENAR Y MEDIO DE ETIQUETAS. Allí, bien asesorado por el personal de la casa, el curioso podrá descubrir las características de los mejores aceites que se producen en Italia y adquirir una buena parte de ellos. Desde los citados frantoio de Toscana hasta los leccino de Umbría. Desde los carolea calabreses hasta los poderosos nocellara sicilianos. El catálogo incluye más de 150 marcas de medio centenar de productores de todo el país, rigurosamente seleccionadas por los propietarios. Todo un lujo al alcance de la mano.

S7

Como es habitual en este tipo de establecimientos, la amplia oferta de aceites –siempre italianos, eso sí- se acompaña de cosméticos obtenidos del zumo de la aceituna, así como de un selecto repertorio de productos de alta grastronomía relacionados con el aceite, desde conservas de atún de la legendaria Almadraba de Favignana hasta trufas y setas en virgen extra de la prestigiosa firma Pagnani. La casa también ofrece la posibilidad de adquirir sus productos online, incluso desde el extranjero.Cuadratín

SAPORD’OLIO, OLEOTECA ITALIANA. DIRECCIÓN: VIA PO, 84. ROMA, ITALIA. TELÉFONO: +39 6 8927 0911. MÁS INFORMACIÓN Y TIENDA ONLINE: WWW.SAPORDOLIO.COM

Aceitunas sin fronteras: EL GUSTO DE LA VARIEDAD

aceitunas italianasSe confirma la globalización varietal en los mundos del aceite de oliva. Como viajeros incansables, los frutos mejor considerados del olivar atraviesan territorios desde su lugar de origen y se plantan en paisajes que, en muchas ocasiones, poco tienen que ver con el hábitat al que están acostumbradas.

Sin duda la más viajera de todas es la variedad arbequina que encontramos en la práctica totalidad de los países productores desde California a las tierras bañadas por el Mediterráneo. También la picual dominadora en el oceánico olivar de Jaén se mueve lo suyo y, aunque sea de modo experimental, no deja de someterse a multitud de pruebas por parte de almazaras de todo el mundo.

DE IDA Y VUELTA. No hay fronteras y de lo que se trata es de aprovechar lo frantoio melgarejomejor de cada casa. En España, esta expansión de las variedades, aquí llamadas foráneas, no pierde comba. A la luz de excelentes resultados, como el de Olis Solé, Claramunt o Melgarejo, la frantoio, variedad reina de la Toscana, recibe cada vez más atención por parte de los productores vanguardistas. Algo de esto pasa también con la koroneiki, a raíz del buen trabajo desempeñado por la marca Dauro que, aunque no la elabora de manera monovarietal, sí la usa para su aceite de mezcla (es decir, el que además de la koroneiki griega lleva hojiblanca y arbequina).

olis soléSon, claro está, trabajos testimoniales en un panorama dominado por la picual y la arbequina, aunque no dejan de ser interesantes y muy atractivos para restaurantes de alta gama y consumidores atentos. Así lo señala la buena estrategia comercial diseñada por la firma de Tarragona Olis Solé que no sólo se ha ceñido a la frantoio sino que, en un apasionante viaje por las esencias mediterráneas, ha elaborado también la siciliana nocellara, además de un aceite de arbequina y otro de koroneiki completando así la cuadriga fundamental de la oleicultura del Mare Nostrum.Cuadratín