Archivo de la etiqueta: Olipremium

EL CAUDAL DE LA SALUD

colacentelles-01b
Durante la posguerra, los aceites de girasol tuvieron la oportunidad de expandirse en España.

Por ANTONIO REDAL DE MARÍA (*)

La semana pasada, Olipremium se hacía eco de una noticia que ningún medio importante, más allá de la especialización, dejó de comentar. Según un estudio reciente, que hace el número enésimo, el consumo de aceite de oliva reduce las posibilidades de contraer cáncer de mama. El índice de reducción incluso puede concretarse, siempre vía científica, y alcanza el 68%.

El estudio, como ya se ha sugerido, viene a sumarse a un poderoso caudal científico que desde hace años insiste en la evidencia del poder saludable del aceite de oliva. Han sido tantas estas investigaciones, y tantas las universidades, pensadores y países que las han emprendido, que no cabe dudar sobre la validez de sus resultados. Ni siquiera parecen razonables esas sospechas que el periodista Michael Pollan, en su magnífico El detective en el supermercado, confiesa tener a la luz de los históricos y vergonzosos acuerdos de intereses entre la ciencia y la industria de los alimentos para poner de moda un producto u otro.

Pero lo que sí debe llamarnos la atención es el porqué de este caudal investigador al servicio de un producto cuyos atributos saludables están más que probados. ¿Todavía es necesario constatar científicamente los beneficios de un virgen extra?

detective

Para responder a esta pregunta hay que remontarse a los duros años de la posguerra española, cuando se produce la irrupción de los aceites de girasol en España. Aunque la complejidad del asunto supera los límites de esta opinión, lo cierto es que esos aceites se convirtieron en paradigma de la esbeltez y la salud alimentaria. La cosa no puede sino provocar risa y llamar al escándalo. En casa del principal productor de aceite de oliva, se favoreció y promocionó el girasol llegado de Estados Unidos. Acuerdos entre países y espurias conveniencias hicieron posible aquel desastre que hoy, a los ojos de un consumidor contemporáneo y con toda la globalización encima, puede parecer insignificante, pero que en la realidad de la posguerra fue nefasto para el sector olivarero y sus posibilidades de expansión comercial.

A menudo se insiste en que los aceites de oliva españoles tienen una calidad por encima de su distribución y de sus posibilidades comerciales, sobre todo si se compara con aceites de otros países entre los que se ha convertido en un tópico citar a Italia. Pero esto no ocurre porque sí. Tampoco es una maldición. Ni una condena irremediable. Tiene sus causas y sabemos sus consecuencias. En la medida que los estudios médicos sirvan para paliarlas, bienvenidos sean. Todo vale si de lo que se trata es de revertir los efectos de una pesada broma de la historia. Cuadratín

(*) Antonio Redal de María es experto en mercados internacionales.

Plan Director del Olivar en Andalucía: LA POLÉMICA ESTÁ SERVIDA

images (1)Desde que fuera presentado a finales del pasado julio, el nuevo Plan Director del Olivar para Andalucía no ha dejado de despertar polémica. La promesa de invertir trescientos cuatro millones durante los próximos seis años, ha sido insuficiente para organismos críticos como el sindicato Asaja, cuyo portavoz en Jaén, Luis Carlos Valero, no dudó en expresar una severa crítica a la iniciativa de la Consejería de Agricultura y de su equipo de expertos.

En su conjunto, el plan prevé una serie de intervenciones que abarcan las distintas facetas hoy necesarias para la producción y comercialización de los aceites de oliva. Entre otras, la mejora de los tratamientos en el campo (en especial, aquellos que deben llevarse a cabo después de la cosecha), la puesta en marcha de medidas para ganar parcelas de mercado, los programas de investigación y desarrollo, o de concienciación para promover el valor del patrimonio olivarero y el aprovechamiento de sus recursos, y así hasta completar una larga lista de intervenciones.

MAYOR CREDIBILIDAD. El debate viene abonado por diversas circunstancias, como algunos cambios recientes en el mapa internacional del sector (la multinacional Deoleo ha dejado de ser española, como ya contamos en Olipremium) y, sobre todo, la dependencia del granel de la que no parece poder librarse el olivar andaluz, con almazaras que difícilmente pueden competir con los grupos que dominan el mercado mundial. Por ello también están contempladas diversas intervenciones que pretenden sumar esfuerzos en el ámbito de la venta exterior y mejorar en concepto de imagen a partir de la consideración del aceite como producto saludable. Según fuentes consultadas, este tipo de generalidades impide sacar mayor provecho a un esfuerzo inversor que deberá concretarse próximamente para ganar en credibilidad.Cuadratín

Cosecha 2014: SE IMPONE LA VECERÍA

Aceitunas4
Tras la abundante cosecha de 2013, se espera una producción tirando a escasa. / A

Tras dos cosechas reveladoras (la productivamente paupérrima de 2012, y la más que generosa del año pasado), las peores expectativas se confirman. Como ya anticipó Olipremium, la cosecha de aceituna de la próxima campaña registrará pobres índices de producción.

images
Al agotamiento de los árboles hay que sumar una sequía primaveral que ha dificultado la floración. / A

Según los expertos consultados, es posible que este año no se llegue a niveles tan bajos como los de 2012, cuando muchos olivicultores ni siquiera sacaron los tractores al campo, pero sin duda será flojo. ¿Las razones? El agotamiento del árbol. Debe tenerse en cuenta que en muchas zonas de Jaén la gran cosecha del año pasado obligó a una recolección tardía, lo que ha provocado que los olivos no hayan tenido tiempo de recuperarse para desarrollar un adecuado ciclo vegetativo. A esta circunstancia, que nos habla del olivo como árbol sometido a los rigores de la vecería (alternancia entre abundancia y escasez de frutos), se suman la escasa pluviometría primaveral que ha mermado las posibilidades de la floración.

DIFICULTADES DE PRODUCCIÓN. Hace unos meses, distintas asociaciones olivicultoras mostraron preocupación por la desigualdad de la floración, lo que apuntaba a una cosecha bastante irregular. La pérdida de fruto observada en algunos territorios no ha hecho sino confirmar y aumentar las grises expectativas. Como recuerdan los almazareros jiennenses, la desastrosa cosecha que se avecina pone de relieve las dificultades que la planta de la aceituna tiene para dar producciones generosas de manera consecutiva. “Si un año es muy bueno, y el pasado lo fue,” –razonan– “lo normal es que en el siguiente la producción se vea muy mermada”. Queda por saber hasta qué punto llegará esta merma.

Mientras tanto, el sector se consuela con el alza de precio que ha sufrido el aceite recientemente, en un momento en que se han llevado a cabo importantes operaciones de compra-venta que van a suponer un considerable aumento de la comercialización.Cuadratín

Venta del Barón: EL MEJOR ACEITE DEL MUNDO

 

Venta-Del-BarónLa prestigiosa marca Venta del Barón, perteneciente a la firma Mueloliva, ubicada en plena sierra cordobesa de la Subbética, ha obtenido el título de mejor aceite del mundo otorgado por la organización World´s Best Olive Oils, que se encarga de recopilar los mejores resultados de las grandes competiciones de cata de aceites que se realizan en el planeta. Venta del Barón, cuyo nombre hace referencia a la leyenda del barón de Santaella, es la marca puntera de la firma fundada hace 70 años por Mateo Muela. Pertenece a la denominación de origen Priego, dentro de la que destaca por su alta exigencia cualitativa como bien pudieron comprobar los visitantes a la última edición de Olipremium.

Los resultados ofrecidos por la lista “Los Mejores Aceites de Oliva del Mundo en 2013/2014”, coloca a 29 virgen extra españoles entre los 50 primeros; en concreto ocho de los diez con la máxima puntuación son españoles. Tras Venta del Barón encontramos a Bravoleum, Oro Bailén, Finca La Torre Selección, Finca El Río, Morellana, Picuda (que también pertenece a Mueloliva) y Oro San Carlos. Un palmarés del que hay que sentirse orgulloso.Cuadratín